Acompañamiento Escolar (PROA)

   El Programa de "Acompañamiento Escolar" ó Plan PROA (Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo) es una actuación que la Consejería de Educación, en colaboración con el Ministerio de Educación, viene implementando en muchos Centros de Educación Infantil y Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria. Este programa supone una dotación de recursos adicionales a los ordinarios con el objetivo de permitir una intervención educativa más personalizada y adaptada a las necesidades del alumnado y aumentar, con ello, los índices de éxito escolar. Desde sus inicios en el curso 2004/2005, este programa ha supuesto una mejora de las expectativas escolares, del rendimiento académico y de la integración social del alumnado participante, y está contribuyendo al clima general de trabajo y convivencia en los centros educativos. Este hecho lleva a la Consejería de Educación a continuar en su apoyo decidido de la implantación de estos programas en cantidad, con un aumento progresivo de los centros beneficiarios, y en calidad, con la adopción de medidas y actuaciones que contribuyen a ello. 

El Plan PROA, concebido como un proyecto de cooperación territorial entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas, pretende abordar las necesidades asociadas al entorno sociocultural del alumnado mediante un conjunto de programas de apoyo a los centros educativos:

  • Programa de acompañamiento escolar en secundaria
Este programa de cooperación entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas está destinado a mejorar las perspectivas escolares de los alumnos con dificultades en la Educación Secundaria Obligatoria.

Se dirige principalmente a alumnos de 1º, 2º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria con dificultades y problemas de aprendizaje que se manifiestan en:

      • deficiencias en el proceso de aprendizaje de las áreas instrumentales básicas
      • la ausencia de hábitos de trabajo
      • la escasez de motivación por el estudio
      • el retraso en el proceso de maduración personal
      • una pobre integración en el grupo y en el centro
Procura apoyo y refuerzo organizado en horario extraescolar para la adquisición de destrezas básicas, la mejora en el hábito lector y la incorporación plena al ritmo de trabajo ordinario.


Sus objetivos son:

      • Potenciar el aprendizaje y el rendimiento escolar de estos alumnos mediante:
        • la adquisición de hábitos de organización y constancia en el trabajo
        • el aliento al estudio, proponiendo formas de trabajo eficaces
        • la mejora en habilidades y actitudes asociadas a la lectura
        • asentar conocimientos y destrezas en las áreas instrumentales
      • Mejorar su integración social, en el grupo y en el centro.
      • Facilitar la integración en el Instituto.
      • En la modalidad B, además, asentar conocimientos y destrezas de las áreas instrumentales.

 El programa se desarrolla en dos modalidades diferentes:
      • Modalidad A
El acompañamiento lo realizan monitores acompañantes, que son preferentemente estudiantes (ex-alumnos, estudiantes universitarios,...). Son seleccionados por su madurez y sentido de la responsabilidad, pero sobre todo por su capacidad para conectar bien con los chicos de entre 12 y 16 años, de forma que éstos los vean como compañeros mayores que se preocupan por sus necesidades y no como profesores o personal del colegio. En los casos en los que no es posible contar con este perfil de monitores se selecciona a otras personas cuya formación y madurez hace posible cumplir con las finalidades del programa.
      • Modalidad B
El acompañamiento y apoyo lo llevan a cabo varios profesores del propio centro que contribuyen a reforzar a los alumnos los aprendizajes no alcanzados en clase y a revisar contenidos no suficientemente aprendidos. Uno de los profesores participantes actúa también como coordinador, al igual que en la modalidad A.

  • Programa de apoyo y refuerzo en educación secundaria

Este programa de cooperación entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas se basa en los principios indisociables de calidad (orientada a obtener los mejores resultados individuales y sociales) y equidad (para garantizar a todos las mismas oportunidades reales y compensar las desigualdades de partida).

Se dirige a centros educativos de Educación Secundaria, con una proporción significativa de alumnos en desventaja educativa asociada a su entorno sociocultural: pertenencia a familias de bajo nivel cultural o económicamente desfavorecidas, escasa oferta de recursos educativos, minorías étnicas, inmigrantes de lengua materna igual o distinta a la del centro, etc.


Ofrece un abanico de líneas de actuación que los centros pueden elegir, de acuerdo con sus necesidades, para la mejora de sus resultados educativos.

Sus objetivos son:

      • La mejora de los resultados educativos de los centros, tanto en la cantidad y calidad de los aprendizajes como en la integración escolar de sus alumnos.
      • Promover la mejora en la organización y funcionamiento del centro.

La participación en el programa debe conducir a la mejora de:

      • Las estrategias de atención a la diversidad que se piensan poner en práctica.
      • La coordinación horizontal entre los profesores de un mismo grupo de alumnos, siguiendo el plan de actuación que marque el tutor, quien tiene una responsabilidad especial como dinamizador del funcionamiento integrado de la actividad.
      • Las relaciones entre el centro y las familias de los alumnos, especialmente las de los alumnos atendidos por los diferentes programas. Con este fin se establecen programas específicos de intervención con las familias.

Los centros participantes han de intervenir simultáneamente en un triple ámbito:

      • el del funcionamiento del centro y la atención directa al alumno, a su integración en el centro y a su aprendizaje,
      • el de la intervención con las familias
      • el de las actuaciones en relación con el entorno

Para cada uno de estos ámbitos se ofrecen distintas líneas de actuación que comportan una asignación de recursos humanos y materiales determinados.


  • Líneas de actuación del programa de apoyo y refuerzo a centros de educación secundaria

 Actuaciones de atención directa a los alumnos

                     Actuaciones de intervención con las familias

 Actuaciones de intervención en el entorno

      • Acompañamiento escolar , que pretende aprovechar la experiencia y formación de alumnos de etapas posteriores para ayudar a los alumnos con ciertas dificultades a mejorar su rendimiento e integración en el centro.
      • Actividades extraescolares , que va destinado a ofrecer a los alumnos una amplia gama de actividades deportivas y culturales que completen su formación y le vinculen mejor al centro, en colaboración con otras instituciones.
      • Absentismo escolar , que persigue crear "entornos de prevención" más ricos y eficaces contra este grave problema social.


La situación de desventaja educativa de algunos alumnos tiene a menudo su origen en circunstancias de carácter personal o sociocultural, asociadas con frecuencia a situaciones de riesgo o marginación en el entorno en el que viven. Por otro lado, para lograr una educación de calidad para todos se requiere el esfuerzo tanto de los miembros de la comunidad educativa directamente implicados como del entorno social en el que se desarrolla la educación. Así pues, la educación es cada vez más una responsabilidad colectiva, desarrollada a lo largo de toda la vida y con una fuerte influencia del contexto territorial y social en el que se vive.

El Plan PROA ofrece recursos a los centros educativos para que, junto a los demás actores de la educación, trabajen en una doble dirección: contribuir a debilitar los factores generadores de la desigualdad y garantizar la atención a los colectivos más vulnerables para mejorar su formación y prevenir los riesgos de exclusión social. Se persiguen tres objetivos estratégicos: Lograr el acceso a una educación de calidad para todos, enriquecer el entorno educativo e implicar a la comunidad local.

Mas información 


 
Comments