Jornada sin descanso

publicado a la‎(s)‎ 1 dic. 2016 11:20 por Roberto Fernández Herrero
http://www.lavozdealmeria.es/micolemitierra/vernoticia.php?IdNoticia=118708&IdSeccion=

Jornada sin descanso

Una alumna nos cuenta su estresante lunes, cargado de actividades extraescolares

30/11/2016-

Es común pensar que los jóvenes no hacen nada, pero  ¿es cierto? Mostraremos el día a día de una adolescente común. Así son los lunes para María. Sus lunes comienzan los domingos por la noche, cuando prepara la mochila y la ropa para el día siguiente. El lunes, como todos los chicos de su edad, se levanta alrededor de las siete. Tras prepararse, coge el autobús a las ocho menos veinte para llegar puntual a su clase a las ocho.

Acaba la jornada en el instituto a las dos y media, sin pausa sube al autobús de vuelta y llega a casa sobre las tres. Una vez allí, aprovecha para comer y reponer fuerzas mientras revisa los mensajes que le han podido escribir sus compañeros mediante whatsapp y las publicaciones que han subido sus amigos a instagram o snapchat.

Sus actividades extraescolares comienzan a las cuatro, cuando acude a su curso de guitarra. Después de esto, tiene clase de teatro, de cinco y cuarto a siete; aunque ella debe abandonar la sala unos minutos antes para asistir a su hora de natación, que es a las siete menos cuarto. La clase finaliza a las ocho, pero ella sale de allí pasadas las ocho y media, puesto que tarda en ducharse y prepararse. Llega a casa cerca de las nueve, debido a que el trayecto desde la piscina municipal hasta su domicilio dura quince minutos aproximadamente. Durante el camino aprovecha para revisar sus redes sociales: instagram, whatsapp y snapchat, las más utilizadas entre sus amigos.

Una vez en casa, hace toda su tarea y estudia. Si tiene tiempo, algo poco común, disfruta de unos minutos de tranquilidad leyendo o viendo algún vídeo de youtube, la aplicación que está causando gran impresión entre los jóvenes. Ensaya un poco con su guitarra antes de cenar y luego, prepara sus cosas para el día siguiente.

En el caso de María, la guitarra y el teatro son actividades que ella eligió, pero a natación acude por prescripción médica a causa de su escoliosis. Otros días recibe a clases de inglés y francés, algo que no realiza por voluntad propia, puesto que sus padres la apuntaron para que se sacara los famosos títulos de B1 y B2.

Para María la semana es un no parar, ¿y para ti?

Comments